Woody Allen y la estrella Carlita

Un detalle de las productoras que hayan decidido estrenar Medianoche en París de Woody Allen, al mismo tiempo que en Cannes. Es como si todos los mortales estuviésemos al mismo nivel. Bueno, casi. En Lille no había alfombra roja, pero sí una sala abarrotada. Siendo París la gran protagonista del nuevo film del neoyorkino, los franceses no han podido evitar sentir algo de curiosidad. Supongo que como nosotros cuando se estrenó Vicky Cristina Barcelona.  Pero bueno, no nos liemos porque las dos historias no tienen nada que ver. Sólo en un detalle:  el tour turístico de la ciudad bajo las luces de la Torre Eiffel. Pero sólo planos fijos y bastante cortos. Sino, nada que ver con Vicky y Cristina y su turística Barcelona.

¿La trama? Curiosa pero sin más.  Allen juega con el presente y el pasado. Y por supuesto, nos deja con moraleja. Un final previsible, aunque algún golpe bueno, pero atención, porque la película puede hacerse hasta larga.

Lo mejor de ir a verla hoy fue observar al público. Expectantes ante la aparición de la primera dama Carla Bruni-Sarkozy por primera vez en la pantalla grande. Como era de esperar, hubo una risotada general. Y es que “Carlita” es un poco el guiñol del país.

Y su actuación ha sonado a enchufazo, sobre todo porque se rumorea que necesitó 35 tomas para rodar sus minutillos de gloria..

En fín, vayan a ver la última de Woody Allen…o no…o sí si también sienten curiosidad.


Apéndice de RafCruasán

No os preocupéis, mi apéndice está bien, gracias. Pero quería añadir unas cosillas.

Una silla y un micrófono. Bobby Mc Ferrin no necesita más.

Yo no he tenido el gusto o el disgusto de ver la peli. Estaba viendo al genio Bobby Mc Ferrin en Lyon.

Pero, sinceramente, después de “Vicky, Cristina Barcelona” no tengo prisa.

¿Qué vamos a ver? ¿Otra vez los gravísimos problemas existenciales de gente rica y guapa? Y otra vez un folleto turístico cinematográfico. En ‘Vicky, Cristina…’ nos vendieron Oviedo, Avilés y Barcelona. Esta vez toca París.

Ayer contaban en Asuntos Propios de Radio Nacional que la peli está producida por Mediapro. La productora catalana firmó para financiar tres películas de Woody Allen (‘Vicky Cristina Barcelona’, ‘Conocerás al hombre de tus sueños’ y esta última) pero decidieron no rodar más en España por las ‘presiones mezquinas‘ que sufrieron.

El gancho de esta última peli en Francia es Carla Bruni, que ha sucumbido a los encantos conservadores de su marido. Según dijo ayer el director en Cannes, estaba desayunando con Sarkozy (como cualquiera que viene a Francia) y de repente vio a la Bruni, le pareció muy mona y le dijo: -¿quieres participar en una peli?

En efecto, como cuenta Icmandic, en Francia el cachondeo con Carla Bruni ha sido generalizado. Hay hasta un blog que recoge sus profundas declaraciones, ‘Ce qu’a dit Carla’.

Además, supongo que es puro peloteo, pero Woody ha dicho que a Sarkozy le ve bien en un papel ¡TIPO HUMPHREY BOGART! El bueno de Bogart debe estar revolviéndose en su tumba todavía. Luego añade que también como Joe Pesci… ahí, sí.

Política para ‘amateurs’

Sarkozy y Villepin: cómo se lo pasan.

La política francesa es un gran guiñol. Bueno, es que la palabra guiñol es francesa. El teatrillo de ‘guignol’ nació por aquí, en Lyon, pero esa es otra historia.

Ahora Villepin, el guaperas que dijo ‘No a la Guerra’ de Irak ante la ONU como ministro de Exteriores, ha soltado que Nicolás Sarkozy “Es un problema para Francia”, un peligro, vamos.

Sarkozy ha respondido que “se ha vuelto loco”. El primer ministro Fillón ha ido más allá explicando que es como su ‘setter’ irlandés: “Il est beau, il est grand, mais il est complètement fou!” (Es guapo, es grande, [alto] pero está completamente loco).

Porque Villepin sigue perteneciendo a la UMP, la coalición conservadora detrás de Sarkozy. Algunos diputados de la UMP han dicho que lo del guaperas ex primer ministro es ‘esquizofrénico’.

Este video de los guiñoles de Canal +, toda una institución en el país del Cruasán, aparece en buen momento, hoy es el 40 aniversario de la muerte del general De Gaulle.

Esta mañana Villepin ha vuelto a la radio para matizar sus declaraciones. Bueno, sólo ha dicho que Nicolás Sarkozy es UNO DE los problemas de la Francia. Fino, el matiz.

Hay que recordar que el pasado verano Villepin creó su propio partido para intentar competir con Sarkozy en las presidenciales de 2012. A ver cómo le va.

Mientras el ex presidente Chirac otra vez al banquillo de los acusados por un caso de corrupción. De hecho, Chirac y Villepin siempre se han llevado a matar con Sarkozy y al ex presidente le ha ido muy mal desde que ‘Sarko’ está en el Gobierno ¿casualidades?

La refriega se produce a unos días de una renovación ministerial anunciada hace meses, que se ha convertido en un folletín por entregas de suspense político.

En fin, con lo aburrida que es la política española con su disciplina de partido, el guiñol francés resulta mucho más animado.